40 maneras de ser un buen nieto

día de la abuela

Si no tenés abuelos, ¡adopta uno! No hay excusas.

 

  1. Visitalos al menos una vez al mes. Si podés hacerlo de manera semanal o a diario, ¡mucho mejor!
  2. Llamalos un par de veces a la semana, contales de tu día y pediles que te cuenten del suyo. Aprovechá a llamar mientras vas al trabajo o cuando salgás.
  3. Proponeles acompañarlos al supermercado o comprales lo básico que necesiten.
  4. Cuando los visites, ayudalos con el aseo de su casa.
  5. Ayudalos a pagar sus cuentas por Internet o preparales una tabla sencilla en la que puedas ayudarlos a organizar sus cuentas.
  6. Sacalos a pasear.
  7. Invitalos a pasar las fiestas con vos.
  8. Buscales actividades de entretenimiento gratuitas organizadas en sus barrios o en la ciudad.
  9. Hacelos reir.
  10. Acompañalos a sus citas médicas.
  11. Sorprendelos con un detalle aunque no sea su cumpleaños. Una flor, un café, una vieja foto.
  12. Convertite en su compañero de caminatas o ejercicios.
  13. Enseñales juegos en tu celu o tablet para entretenerse.
  14. Proponeles actividades sencillas para estimular su memoria y agilidad mental, como buscapalabras, rompecabezas,  adivinanzas, entre otras.
  15. Acompañalos a la peluquería.
  16. Preguntales sobre sus viejas amistades.
  17. Repasen juntos ese álbum familiar de fotos.
  18. Controlá las pilas de sus audífonos si es que los usan. Y hablales de frente para que puedan oírte bien. Debés ser paciente y solícito.
  19. Conocé a sus vecinos y tené presente sus teléfonos para emergencias.
  20. Preguntales sobre sus canciones favoritas del ayer. Conseguiles un CD o grábaselas.
  21. Abrazalos cada vez que puedas.
  22. Entrevistalos y grabá segmentos de datos históricos o familiares.
  23. Si tenés hijos, sumalos en estos encuentros para que vean a sus nietos seguido.
  24. Aunque sea un tema difícil de hablar, preguntales acerca de la muerte, qué piensan, cómo quisiera que sean sus actos fúnebres, y planifiquen ese evento con respeto, madurez y amor.
  25. Conseguí potes pequeños para envasar ingredientes de uso diario como el azúcar o la yerba.
  26. Consultá con sus médicos qué actividades físicas pueden realizar de acuerdo a sus edades y estados de salud actual.
  27. Escuchalos sin prisas…sin celulares.
  28. Respetá sus posturas, aunque pienses de forma distinta.
  29. Ayudalos a preparar un camino seguro de la cama al baño.
  30. Hagan una visita a ese lugar que tanto atesora por las viejas memorias que vivieron allí.
  31. Ayúdalo a buscar estrategias para tomar sus medicamentos según se los ordenó el médico.
  32. Acompañalos durante las enfermedades, cuidándolos.
  33. Recordales los alendarios de vacunación y exámenes.
  34. Observa su entorno. Identifica en qué los podés ayudar y hacelo sin esperar a que te lo pidan.
  35. Prográmale en su celular un botón de emergencia para llamar a uno de sus familiares o vecinos inmediatos en caso de una caída, malestar o ruidos fuertes.
  36. Reuní a los nietos y regálenles una tarde en familia. ¡Qué no falte la foto de grupo!
  37. Revisá las cerraduras, puertas y ventanas, y ajustá lo que sea necesario para que estén seguros en su hogar.
  38. Recomendales pelis o programas de la tele que luego puedan comentar juntos.
  39. Preguntales qué les gustaría hacer. Muchas veces ni siquiera consideran posible pedirlo por no molestar a los demás.
  40. Pediles que te hagan un listado de los medicamentos que necesitan tomar y acércate a Farmacias Dr. Ahorro y te daremos todos los precios e información necesaria para que ellos ahorren mucho dinero y gocen de buena salud.

 

Dedícales tiempo, estás a tiempo.