¿Qué es ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica)?

¿Qué es ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica)?

Se denomina ELA a la Esclerosis Lateral Amiotrófica, una enfermedad neurodegenerativa, progresiva, que afecta a las células nerviosas del cerebro y de la médula espinal.

Las neuronas motoras van del cerebro a la médula espinal y de la médula espinal a los músculos de todo el cuerpo. Si el músculo no recibe señales del cerebro no se mueve, y si no se mueve se atrofia, es decir, se comienza a degenerar y a “endurecer”.

Primeros síntomas

Los primeros signos suelen responder a cierta debilidad muscular, especialmente en brazos y piernas, y dificultades en el habla, al tragar o en la respiración. Los músculos, al atrofiarse se vuelven más pequeños por los que la masa muscular comienza a desaparecer y las extremidades se empiezan a ver más “delgadas”.

¿Cómo se diagnostica la ELA?

La Esclerosis Lateral puede ser extremadamente difícil de diagnosticar por varias razones:

  1. Sus síntomas tempranos pueden ser bastante leves, tales como torpeza, debilidad moderada o habla ligeramente desarticulada. A lo cual las personas suelen restarle importancia en un principio.
  2. Es una enfermedad comparativamente poco frecuente.
  3. El diagnóstico requiere la eliminación de otras enfermedades potenciales ya que no existe un examen específico para probar que alguien tiene ELA.

La ELA no tiene cura

Hoy en día no existe una cura o tratamiento que la detenga o revierta, si bien hay un medicamento aprobado, que modestamente frena su avance, así como varios otros en ensayos clínicos que brindan esperanza.

Sin embargo, es importante saber que hay dispositivos y terapias que pueden controlar los síntomas y que ayudan a las personas a mantener la mayor independencia como sea posible y prolongar la expectativa de vida.

La ELA es una enfermedad variable; no hay dos personas que lleven igual vida o tengan idénticas experiencias. Hay casos médicamente documentados de personas en las que la ELA ‘se agota’, deja de avanzar o avanza a un ritmo muy lento.

Si bien no existe actualmente una cura para la ELA, los síntomas pueden ser manejados para mejorar la calidad de vida.

Fuentes consultadas: Asociación Ela y ALSA

Consultar
En que te podemos ayudar?