Cómo enfrentan la segunda ola de Covid los adultos mayores

Cómo enfrentan la segunda ola de Covid los adultos mayores

Ya vacunados o aún no, en compañía de la familia o solos, la vida de gran parte de los adultos mayores se rige desde hace más de un año por una misma norma: el aislamiento social.

Según una recopilación de testimonios que realizó el Diario La Nación, las personas mayores viven la segunda ola de Covid-19 como una continuación de la primera, pero un poco más intensa porque, claro, los encuentra más cansados y hartos de la situación. Casi todos están esperando ansiosamente la vacuna, la primera o la segunda dosis según el caso, con la ilusión de poder recuperar al menos algunas de sus actividades habituales y sus interacciones sociales y afectivas básicas.

El presidente de la Sociedad Iberoamericana de Gerontología y Geriatría, Dr. Eugenio Semino dijo en la nota de La Nación que los niños y los abuelos son los grupos más afectados por la prolongación de la pandemia. También lo son los adolescentes (enlace a nota de blog que aún no se publicó).

Cuidados que deben tener los adultos

Mirian Rozenek, médica infectóloga y geriatra, afirma que los cuidados que deben hoy son exactamente los mismos que tuvieron en 2020, incluso los vacunados. Sin embargo, la doctora insiste en que los adultos mayores deben evitar el aislamiento, porque “desmorona a los seres humanos” y afecta muy fuertemente a la tercera edad, que maneja tiempos de vida distintos. También es sumamente importante que no dejen de ir al médico, realizar sus controles habituales obligatorios y vacunarse contra la gripe y la neumonía.

Diferencias con la primera ola

Al contrario de lo sucedido en el primer pico, hoy las personas mayores no representan la tasa de contagios más alta. Los contagios están actualmente focalizados en los adultos jóvenes, quienes comenzaron a recuperar en su vida social.

“En la primera etapa, hubo muchos contagios y fallecimientos de adultos mayores en residencias geriátricas, cosa que ahora no se está viendo”, explica la doctora. Esta situación permitió que, en los últimos meses, los internos de los geriátricos pudieran comenzar a recibir visitas con estrictos protocolos, como mamparas acrílicas y distanciamiento de 2 metros.

Sin embargo, siguen sin poder hacer gran parte de las actividades que solían tener todas las semanas antes de la pandemia, como talleres de arte, música, paseos, visitar amigos y familia, etc.

Fuente consultada: Diario La Nación

Consultar
En que te podemos ayudar?