Fibromialgia: cómo es vivir con dolor permanente

Fibromialgia: cómo es vivir con dolor permanente

También llamada “la enfermedad del dolor”, la fibromialgia es un trastorno caracterizado por dolor musculoesquelético generalizado. Aunque aún se continúa investigando, la comunidad científica está de acuerdo en creer que la fibromialgia amplifica las sensaciones de dolor al afectar el modo en que el cerebro procesa esas señales. Entre los síntomas más frecuentes se encuentran tambien los dolores de cabeza, trastornos de la articulación temporomandibular, síndrome de intestino irritable, ansiedad y depresión.

Síntomas

  • Dolor en las articulaciones y los músculos.
  • Dolores de cabeza frecuentes
  • Cansancio (fatiga crónica)
  • Dificultad para conciliar el sueño

En ocasiones, hay un suceso específico que desencadena los síntomas, como un golpe, una cirugía o algún tipo de situación estresante. Sin embargo, en otros casos, los síntomas aparecen y se acumulan gradualmente con el tiempo, sin motivo aparente.

Otro síntoma es la hipersensibilidad de la piel. La persona puede sentir y sufrir el roce de una prenda, una sábana o una manta como un peso o una molestia constante.

El hecho de sentir siempre dolores es algo que puede afectar en muchos ámbitos de la vida de estas personas. Por ello, esta enfermedad también se puede cursar con trastornos psiquiátricos y psicológicos.

Tratamientos

En la mayoría de los casos se trata con medicamentos como antidepresivos, analgésicos o anticonvulsivantes. Sin embargo, también se indica para cada situación particular una alimentación específica, ejercicios suaves y descanso.

Ningún tratamiento ni medicación garantiza la eliminación del dolor y los pacientes deben aprender a convivir con esta condición y llevarla lo mejor que puedan durante el resto de sus vidas. Asimismo, las personas que viven con ellas deben entender las necesidades de la persona afectada y acompañar.

En resumen, podemos decir que es una enfermedad con la que es necesario aprender a vivir. Hay que, antes que nada, trabajar en la aceptación de que es algo crónico e inevitable y condicionará algunos aspectos de nuestra vida. Y también es fundamental entender que los cuidados ayudarán a tener la mejor calidad de vida posible. Entre estos cuidados, está incluido contar con el apoyo de familia y amigos. Su comprensión es una pieza clave en todo el proceso.

Fuente consultada: Mejor Con Salud

Consultar
En que te podemos ayudar?